domingo, 31 de octubre de 2010

Canafrica / Airsur

En 1985, se crea Canafrica Transportes Aéreos aprovechando la buena bonanza turística que había en España. Las operaciones comenzaron al año siguiente utilizando Douglas DC-8-61 y mas tarde los Mcdonnell Douglas MD-83 en vuelos desde y hacia España, contratados por distintos TTOO europeos y españoles y un DC 8-55F que se uso para servicios de carga con el norte de Africa y Canarias, actividad esta de carga que cesaría para dedicarse al pasaje exclusivamente. Los DC 8-61 habían sido rotulados con las siglas CTA España, que tuvo que modificar tiempo después a C.A. debido que por aquellos años volaba también una compañía suiza con las mismas siglas. En junio de 1988, fue renombrada Canafrica Transportes aéreos aérea Sur y rotulando el nombre de sus aviones con el nombre de Canafrica y mas tarde con los de Airsur, para hacerla mas atractiva al mercado. En sus años de vida CTA/Canafrica/AirSur opero un total de nueve aviones: 1 Douglas DC-8-55F; tres Douglas DC-8-61 (uno de ellos solo opero en exclusiva para Tunisair); un Mcdonnell Douglas DC-9-14; un Mcdonnell Douglas DC-9-15MC; un McDonnell Douglas MD 82 y dos Mcdonnell Douglas MD 83. AirSur tuvo que poner fin a sus actividades en 1991 ya muy perjudicada por la crisis del 90, al no poder hacer pago del alquiler del único DC-9 15 que aun mantenía en vuelo y al no encontrar ninguna inyección de capital.

Canafrica/Airsur escribió una página importante en la historia de la aviación comercial española, fue la primera en estrenar un nuevo modelo que recién comenzaba a surcar los cielos del mundo, el Mcdonnell Douglas MD 83 en leasing a través de GPA Group Ltd, avión que se convertiría mas tarde en un importante puntal para muchas compañías chartes Europeas. Así mismo voló un DC 9 15 que fue el primero en volar en el mundo y ultimo en volar en Airsur, el prototipo de Douglas 1 (ship one) que se utilizo para su presentación mundial y como banco de ensayo.

3 comentarios:

  1. Airsur tuvo que poner fin a sus actividades porque su gestión era nefasta. El presidente de la compañía, Santiago Abril Lozano, puso a sus dos hermanos de directores de las bases de Baleares y Canarias: uno había sido pinche de cocina en Spantax y el otro taxista en Madrid, ya ven qué currículum. Su ignorancia era proporcional a su chulería, al verse manejando dinero se creyeron millonarios. Eran el hazmerreír del mundillo aeronáutico español. Insisto, su gestión fue nefasta. En varias ocasiones tuvieron que pedir dinero a los pasajeros para pagar el combustible en cash, ya que nadie les fiaba ni un dólar por su tendencia a no pagar nada. Un avión les fue requisado en Luton en octubre de 1990 por no pagar a su propietario, JPA. Uno de los hermanos robaba la venta a bordo de su propia compañía. Los hermanos Abril no eran más que unos paletos endiosados a quien el tiempo puso en su sitio, aunque ellos mismos no se enterasen: no hace mucho aún iban por ahí asegurando que en unos meses iban a abrir otra compañía.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu aporte, muy interesante. Mi blog esta enfocado a recordar aquellas compañias que aun con una gestión nefasta, escribieron un trozo de la historia aeronautica Española.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen artículo y excelente ilustración, Joel!

    ResponderEliminar